gruporuptura

Archive for the ‘número 5’ Category

Editorial

In número 5 on 2 abril, 2010 at 6:12 pm

En los tiempos que corren parece obligado abrir cualquier texto introductorio mencionando la famosa crisis. Si al editar el número anterior empezaban a vislumbrarse sus efectos, durante el año que ha pasado hasta la edición de este nuevo número nos hemos metido de lleno en ellos. No repetiremos lo que ya se ha repetido hasta la saciedad: datos económicos, represivos, sociales, psicológicos con los que dibujan el cuadro de nuestra experiencia. En el número anterior tratamos de  entender las causas y posibles consecuencias de la crisis capitalista, a ver si de alguna forma éramos capaces de proponer formas de enfrentarnos a ella que pudiesen acercarnos a la destrucción del capitalismo. Nuestro objetivo no ha cambiado desde entonces. Creemos que entender la realidad que nos rodea mientras luchamos contra ella es la única manera de tener alguna oportunidad de superarla. Por esto, en este número hemos tratado de seguir por ese camino, el de analizar críticamente nuestras experiencias, y las de otros compañerxs, para aprender de nuestros errores y seguir desarrollando prácticas anticapitalistas más eficaces a corto y largo plazo.

Más allá de la crisis, si hay algo que destacar sería lo sucedido en Grecia en diciembre de 2008. Sin duda, esta revuelta ha sido lo más relevante ocurrido en Europa en los últimos diez años, en lo que a contestación social se refiere. No sólo por la dureza de los enfrentamientos, sino, sobre todo, por la extensión social, duración y motivación explícita de los mismos. El diciembre griego sacudió a los anarquistas y anticapitalistas del resto de Europa, que no dudamos en mostrar nuestra solidaridad con lo que estaba sucediendo, mostrando, de paso, nuestra precaria situación. En esto Madrid no fue una excepción, las expresiones de solidaridad con la revuelta griega y, después, con los detenidos frente a la comisaría de la calle Montera fueron un buen ejemplo de nuestras potencialidades… y de nuestras debilidades. En el primer artículo hemos tratado de sacar algunas lecciones de estos días, con la mira puesta en ir más allá de nuestras propias limitaciones. Leer el resto de esta entrada »

Se demuestra andando. Algunas reflexiones sobre Madrid a propósito de Atenas…

In número 5 on 2 abril, 2010 at 6:10 pm

“Transformar las derrotas en victorias sólo es posible sobre el papel; es mejor reconocerse temporalmente derrotado si lo que se ambiciona es no seguir estándolo”

1. Introducción

Hace aproximadamente un año, Alexis Grigoropoulos, de 16 años, fue asesinado por la policía en Atenas, Grecia. La rotunda respuesta de los anarquistas griegos acabó extendiéndose más allá de los límites del movimiento anarquista, dando lugar a una revuelta que duró casi un mes, y en la que se produjeron disturbios, ocupaciones de edificios públicos, asambleas políticas en las facultades pero también de barrio, etc. Durante el tiempo que duró la revuelta griega, tuvieron lugar diferentes actos de solidaridad por numerosas ciudades del mundo. No nos detendremos a contar o analizar lo sucedido en Atenas, eso corresponde a lxs compañerxs de allí. Lo que creemos necesario es repasar lo sucedido en Madrid las semanas posteriores al asesinato de Alexis, ya que son un buen reflejo de la situación del “movimiento” madrileño. Una vez más se ha vuelto a demostrar todo el potencial que tenemos, pero también todas nuestras carencias. La principal premisa de este artículo es que difícilmente podemos hablar de un “movimiento” anarquista, libertario o anticapitalista en Madrid. Quizás sería mejor hablar de un “espectro” libertario en el doble sentido de una amplia diversidad de posturas pero, sobre todo, de un fantasmal conjunto de individuos, colectivos, asambleas y okupas que nunca llega a tomar cuerpo. Esta falta de movimiento real es una de las principales causas de muchos de los problemas que se generaron esas semanas, aunque seguramente no sea la única. Creemos que si algo demuestra realmente la falta total de un movimiento en Madrid, es que no se haya hecho ningún tipo de autocrítica pública, colectiva o individual, por parte de los colectivos y personas que participaron en la asamblea de solidarios con Grecia, ni en las semanas posteriores, ni hasta ahora. Leer el resto de esta entrada »

Aborto y Maternidad

In número 5 on 2 abril, 2010 at 6:08 pm

Durante generaciones las mujeres hemos tenido que absorber los valores tradicionales de cualquier familia católica: el sacrifico, el amor al otro antes que a nosotras mismas… Pero ahora muchas somos conscientes de la esclavitud de pensamiento en la que hemos vivido y si antes nos rebelábamos a ello, ahora lo hacemos mucho más convencidas.

Desde pequeñas hemos tenido que escuchar que la única forma de realizarnos de verdad como mujeres es siendo madres, parece ser que estamos obligadas a cumplir esa misión tan específicamente femenina que es parir un hijo. Sin embargo, sin privarnos de la posibilidad de ser madres en el momento que nosotras queramos, nos negamos a que por un error, un accidente o una imprudencia se nos imponga el embarazo, maternalizando nuestro presente y nuestro futuro a la fuerza.

Desgraciadamente y aunque no queramos, hemos crecido con la religión católica metida en las venas. Hemos vivido en una sociedad capitalista, de la que la Iglesia ha sido el brazo armado ideológico, que ha ignorado y sometido durante siglos las necesidades de la mujer y que aún ahora lo sigue haciendo. Una sociedad donde los cuerpos de las mujeres han sido siempre anulados sexualmente y considerados, además, causa de pecado. Pero la sexualidad, y sobre todo la sexualidad femenina, no debe ser usada única y obligatoriamente para la reproducción. Hay que dejar atrás miedos, vergüenzas y tabúes para poder conseguir esa felicidad que nos da una sexualidad plena.

Hoy en día no hemos avanzado mucho en políticas de educación sexual. La iglesia y los sectores más tradicionalistas siguen inmiscuyéndose. No tenemos una educación sexual basada en la protección y la libertad sexual. El embarazo, aunque sea no deseado, se plantea como único camino posible, ya que un aborto trastoca todo el sistema patriarcal en el que hemos sido formadas. Lo socialmente esperado es que toda mujer sea una madre en potencia y que si ha quedado embarazada, cualquiera que sea su situación, este estado de maternidad sea natural en ella, íntimamente deseado (algo que nos es repetido infinidad de veces desde la infancia), y que lo aceptará tarde o temprano con la naturalidad, la alegría y todo el sacrificio que su feminidad aprendida lo demande. Esa es su principal y única función, ese es el interés social por el que se prioriza la vida de un embrión sobre la vida de la mujer, porque es madre antes que mujer. Leer el resto de esta entrada »

Las clases en la sociedad capitalista

In número 5 on 2 abril, 2010 at 6:06 pm

Introducción

Desde que empezamos a editar el Ruptura siempre lo hemos planteado más como una pregunta que como una respuesta. Una invitación a la reflexión y al análisis más que un intento de sentar cátedra, aunque no todos lo hayan tomado así. Por eso nunca hemos tenido reparos en plantear nuestras dudas ni tampoco en defender nuestras convicciones. En el número 2 intentábamos dejar claro que nuestra reivindicación de una postura de clase partía de la intuición de que es una realidad fundamental que determina nuestras vidas y el mundo el que se desarrollan, y no de la subscripción a una ideología determinada. Sin embargo, como algunos nos han criticado, no habíamos entrado en ningún número a explicar con detalle qué son para nosotros las clases, qué entendemos por proletariado y burguesía, qué significa la lucha de clases y, sobre todo, qué importancia le damos a todas estas realidades. En este artículo trataremos de hacer una primera aproximación al análisis de las clases en la sociedad capitalista

Antes de empezar nos gustaría hacer una serie de matizaciones. Nosotros no estamos interesados en un análisis de tipo académico, lo que no significa que tengamos que limitarnos a decir cuatro simplezas, así que como no basamos nuestro “prestigio” ni nuestro trabajo en la validez de nuestra teoría, no tenemos ninguna necesidad de defenderla con uñas y dientes si alguien nos demuestra que nos equivocamos. Igualmente, entendemos que hay cuestiones importantes y otras que no lo son tanto, o que no merece la pena detenerse en ellas, por reales que sean. Tampoco estamos suscritos a ninguna ideología (marxista, anarquista, situacionista, insurreccionalista etc.), así que no necesitamos repartir unas cuantas citas de este o aquel autor para respaldar nuestros argumentos, aun cuando hayamos utilizado sistemáticamente a dichos autores, y si lo que decimos no cuadra con ortodoxias, invariancias o principios, tácticas y finalidades, peor para ellas. Leer el resto de esta entrada »