gruporuptura

Archive for the ‘número 2’ Category

Editorial

In número 2 on 10 marzo, 2010 at 8:39 am

¿Comunistas o anarquistas?

“No es solamente en sus respuestas, sino en las propias preguntas donde había una mistificación”

(K. Marx, “La ideología alemana”)

No queremos alistarnos a ningún catecismo sea del tipo que sea. Esto no significa que rechacemos la necesidad de dotarnos de una teoría revolucionaria que guie y beba de nuestra práctica. Más bien al contrario, creemos que una de las cosas que nos ha llevado al punto actual es una falta de análisis y de teoría que se ha intentado compensar, en vano, con un exceso de activismo. En muchos casos, los esfuerzos necesarios para dotarnos de esta teoría han sido despreciados como “cosas de intelectuales” dejándolos precisamente en manos de éstos. Se desprecia así toda la tradición de autoeducación y autoformación de los explotados que va desde los que leían a los demás en las fábricas a los ateneos libertarios. El intelectual, como cualquier especialista, no deja de ser la personificación de una visión de la realidad que pretende que teoría y práctica pueden desarrollarse separadas. Nada más lejos de la realidad. Es necesario que empecemos a construirnos nuestro arsenal teórico para tener una práctica efectiva que nos anime y no un vagar titubeante que nos frustre. Lee el resto de esta entrada »

La esclavitud asalariada (1ª parte)

In número 2 on 10 marzo, 2010 at 8:37 am

El objetivo de este texto es abrir el debate y la reflexión crítica sobre las condiciones laborales actuales, sus consecuencias y su influencia en las luchas en los curros, siendo conscientes en todo momento de la totalidad, de la precarización de las condiciones de vida que va más allá de ser un hipotecado o un asalariado. Pretende además ir más allá, planteando la necesidad de la abolición del trabajo asalariado y del orden burgués que sustenta y para ello queremos empezar con una reflexión sobre lo acertado o desacertado de las teorías y posturas antitrabajo.

En principio la crítica antitrabajo puede parecer objetivamente subversiva en un mundo organizado entorno a él[1], donde quien tiene trabajo, aún a veces en las condiciones más miserables, lo defiende con uñas y dientes, y quien no lo tiene lo reclama como derecho por la necesidad de una remuneración económica. No es que haya ganas de sufrir trabajando para que los patrones se lleven la mejor parte, sino que se rechaza algo de por si peor que la explotación: la marginación y el paro. Lee el resto de esta entrada »

Cada vez es más difícil…

In número 2 on 10 marzo, 2010 at 8:35 am

Empezamos aquí un texto que no pretende crear una nueva ideología (el anticiudadanismo) que nos sirva como excusa por una parte para sentirnos segur@s de nosotr@s mism@s y por otro para justificar la parálisis permanente en la que algunos parecen hallarse. Muchos utilizan el ciudadanismo como una herramienta multiusos para criticar todo tipo de prácticas de la izquierda. No seremos nosotros quienes defendamos a esta izquierda pero si que nos parece que a la hora de abordar la crítica se necesita un análisis más riguroso. Se podría comparar con lo ocurrido con la palabra ‘fascista’ que de designar a un movimiento político concreto se ha convertido en un apelativo de todo lo malo: el PP es fascista, la policía es fascista, el estado es fascista, el puré de mi madre es fascista…

Queremos y es nuestra intención poner en cuestión el orden social y criticamos al ciudadanismo por ser una falsa crítica del mismo. Entender nos servirá luego para poder cambiar el mundo, empezar a tratar de entender es reestablecer la comunicación con aquello que nos rodea. Porque nuestra intención es construir un proyecto revolucionario que transforme las condiciones de vida, basándose como decíamos en la realidad de lo que nos rodea. Y nuestra crítica al ciudadanismo se hace en cuanto falsa conciencia y en cuanto movimiento reaccionario que contribuye a ahogar lo que todavía sólo está en germen. Debemos salirnos del pensamiento dominante.

Y es aquí donde este texto ha de insertarse. Lee el resto de esta entrada »

Represión a l@s más jóvenes: Situación y formas de resistencia.

In número 2 on 10 marzo, 2010 at 8:33 am

En los últimos meses desde Ruptura hemos empezado a tomar contacto con menores encerrad@s, y con personas que trabajan o han trabajado en lugares donde se les encierra.

En el número anterior, a raíz de los sucesos de Alcorcón hacíamos una reflexión de cómo por algunos instantes habíamos sentido que compartíamos objetivos (armar la de dios) con algunos grupos de chavales. Ahora hacemos un análisis de lo que está pasando con lo que los sociólogos llaman “menores en situación de riesgo” internad@s en centros de reforma (cárceles) o de adaptación psco-social (psiquiátricos). En cierta medida, los artículos y el potencial revolucionario de estos conflictos están relacionados.

¿Qué está pasando…?

Con la Ley del Menor, l@s chic@s infractores pasan a ser tratad@s como “enfermos” o “sujetos a educar” y son puest@s en manos de distintas instituciones que gestionarán las “medidas educativas” con ell@s.

En teoría estas medidas son más suaves que con l@s adult@s, y efectivamente los periodos de encierro son bastante más reducidos… Pero al ser tratad@s como “enfermos”, sumado a su condición de “menores”, son privados de toda capacidad para protestar y decidir sobre sus vidas. L@s jóvenes encerrad@s están a merced completa de sus captores (más que l@s pres@s adult@s). Serán las instituciones “educativas” y quiénes trabajan para éstas los encargados de controlar su existencia de forma absoluta. El sistema de grados es parecido al de l@s pres@s adult@s, pero los modos de chantaje para pasar del régimen semi-abierto al cerrado o viceversa son ominipresentes. Además, la condición de “enfermos” da vía libre también a la psiquiatrización y a la administración masiva de psicofármacos a los menores sin pedir su consentimiento. Lee el resto de esta entrada »