gruporuptura

Archive for the ‘número 1’ Category

¿Quiénes somos?

In número 1 on 9 marzo, 2010 at 6:24 pm

Pienso en mi vida y en la de millones de personas que viven de lunes a viernes haciendo girar la máquina del dinero, la ganancia y el lucro.

En la otra cara veo la riqueza acumulada,  los chalets en la costa, el yate de papá y muchas otras cosas.

En medio veo montones de muertos por propugnar el desorden, veo la “libertad” a punta de pistola, veo la democracia por televisión y prensa, veo los tenderos del voto, y en medio de este follón…

¿Quiénes somos?

Nos consideramos herederos del movimiento obrero que históricamente ha luchado por la transformación social en todas sus formas y de todas las maneras, por la consecución del comunismo y la destrucción del orden social. Ese orden social se define por la perpetuación de un sistema económico injusto basado en la explotación de la mayoría de la población y una superestructura política encargada de blindar los privilegios de la minoría. El aplastamiento al que nos vemos sometidos día a día se basa en el aislamiento generalizado y a nuestra incapacidad para avanzar sólidamente en un proyecto político claro. Si miramos hacia atrás comprobamos que ha habido momentos históricos donde la posibilidad de emancipación como clase ha sido más manifiesta, y la evolución de los procesos productivos ha conllevado el retroceso de las luchas colectivas a través de reformas y nuevas formas de dominación, como la consolidación de la democracia. El resultado final de reestructuración corresponde siempre a los intereses de quien gobierna, nunca de quien se rebela. El gran triunfo del capitalismo reside en crear una población sometida sin memoria, sin tradición y sin lazos de cooperación, es decir, sin cohesión interna; ha logrado quebrar las solidaridades perfectamente: entre una generación y otra, entre un barrio y otro… esa fragmentación de la población es el caldo de cultivo perfecto para el sistema disciplinario actual. Nuestro proyecto político sigue siendo el mismo, reconociendo que igual que hemos heredado una posición  de oprimidos dentro del orden social, heredamos también el deseo de destruir el sistema que nos oprime. En política siempre hemos sido víctimas necias del engaño y lo seguiremos siendo mientras no aprendamos a discernir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, políticas, religiosas y sociales, los intereses de una u otra clase. La toma de conciencia es el primer paso y ahora nos preguntamos Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Los sucesos de Alcorcón.

In número 1 on 9 marzo, 2010 at 6:22 pm

LOS SUCESOS DE ALCORCÓN. MUCHO QUE APRENDER PARA LA PRÓXIMA REVUELTA..

Lo que ha pasado desde el 20 al 27 de Enero de 2007 parece haberse olvidado tan rápido como sucedió, pero pensamos que es necesario hacer algunas reflexiones sobre lo que ha pasado y puede volver ocurrir..

Empecemos la historia por el principio…

1. La versión oficial

La mañana del Domingo 21 de Enero, los telediarios de toda España nos despertaban con una noticia que no nos sonaba extraña. Una multitudinaria pelea había tenido lugar en Alcorcón, involucrando a jóvenes de distintas edades y nacionalidades. 5 personas habían sido apuñaladas, una de ellas de gravedad.

Según los telediarios los autores de las puñaladas eran todos “latinos” que habían peleado con “españoles”. Nos contaban que para esa tarde circulaban por toda la población mensajes SMS llamando a l@s jóvenes alcorconer@s a concentrarse para “echarles del barrio”.

Estábamos, de nuevo según los medios de comunicación, ante la gestación de otra “revuelta anti-inmigrantes” similar a las que ya habían sucedido en algunas poblaciones catalanas hace un tiempo.

Efectivamente, la concentración se produjo y la policía la disolvió por la fuerza, lo que degeneró en altercados durante la noche del domingo.

La mañana del Lunes todos los telediarios hablaban de la “protesta anti-inmigrantes” de Alcorcón. El periódico gratuito ADN iba más allá e informaba de que los disturbios habían comenzado entre gritos de “a por los negros”.

Ya los tertulianos discutían sobre las  distintas formas de fomentar la tolerancia, del grave peligro de las “bandas latinas organizadas”, de la necesidad de aumentar el número de efectivos policiales, etc Lee el resto de esta entrada »

La cuestión organizativa

In número 1 on 9 marzo, 2010 at 6:20 pm

En tiempos de derrota como los que vivimos, la necesidad de “hacer algo” lleva a hacer las cosas precipitadamente y por tanto, la mayoría de las veces de forma equivocada e ineficaz. Este tipo de “activismo” (entendido como el recurso a hacer algo cuando no se tienen muy claras las cosas) probablemente nos haya afectado a muchos de nosotros en algún momento y se manifiesta en muy variadas aspectos de la práctica política. La organización, en tanto que necesidad básica de los revolucionarios para llevar a cabo sus tareas, no escapa a este comportamiento y a veces se cae en prácticas o dinámicas organizativas que, por mal construidas, en vez de facilitar lastran la actividad de los componentes de las mismas lo que suele traducirse en frustración y desencanto.

El tema de la organización es recurrente a lo largo de la historia, ha llenado páginas y páginas de literatura revolucionaria y probablemente lo siga haciendo durante mucho tiempo. Esto no es  fruto de la casualidad o del gusto por debatir, sino que nace de una comprensión de la importancia que la organización tiene para los revolucionarios. Los revolucionarios necesitan la organización por que en ella radica su mayor fuerza, su principal arma. Sin embargo, muchas veces cuando no se saben manejar o cuando han quedado obsoletas, las armas pueden volverse en contra de uno mismo.

Lo mismo puede decirse de los conflictos que necesariamente surgen en el seno del capitalismo. La organización de los afectados debería ser la base sobre la que se construye su poder. Cuando esa base falla, todo lo demás es endeble como un castillo de naipes. Lee el resto de esta entrada »

Por una autonomía revolucionaria

In número 1 on 9 marzo, 2010 at 6:10 pm

A finales ya de la primera década del siglo XXI y en plena vivencia de las consecuencias de la derrota proletaria de los 70 con la inundación completa de la vida por parte de la mercancía y la descomposición y desarticulación de la oposición obrera ante el capitalismo, se nos plantea la pregunta, ¿qué hacer? ¿Cómo responder a un capitalismo cada vez más voraz e intestino? Ante todo creemos que hay que reconfigurar las posiciones hasta ahora tomadas y romper con muchos de los tópicos tanto de los llamados movimientos anarquistas como de la llamada izquierda revolucionaria para quedarnos con los útiles y demoler los inservibles, como explotados tomamos los elementos válidos y revolucionarios de cada cual analizados de manera histórica y creemos que el proyecto histórico revolucionario es sólo uno y esta aun por materializar. No nos asusta la revolución y no esperaremos sentados a que llegue ni tampoco la dejaremos pasar si se presenta la oportunidad apelando las leyes de la mayoría.

Que la clase obrera actualmente no está presente es algo más que claro, y que no está presente no significa que no exista, cualquiera que trabaje lo sabe, naturalmente que continúa la explotación asalariada pero la mercancía ha unificado los gustos y costumbres, y la conciencia de pertenencia a una clase media insulsa ha vaciado el espacio en el que se contenían las luchas, aislando a los individuos para su mejor explotación. Así, desarticulados los lugares en los que se producía el enfrentamiento de clase como eran las fábricas y los barrios estrictamente obreros, la mano de obra temporalizada del sector terciario se está convirtiendo en una de las mercancías más valiosas con las que traficar. Lee el resto de esta entrada »